Bautizo
Hechos 2:38
Pedro contestó: —Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.
Reflexión:
Nuestro Señor Jesucristo no necesitaba bautizarse porque era no tenía pecado. Sin embargo, lo hizo en obediencia al Padre, y para darnos un ejemplo de sumisión a Dios. Si tú has aceptado a Cristo Jesús como Señor y Salvador de tu vida, el siguiente paso es bautizarte. El bautismo es un acto público de lo que Dios está haciendo en tu vida privada. Bautizarse no es sinónimo de una vida cristiana perfecta, sino de una vida cristianaen proceso. Dios seguirá transformando tucorazón conforme te rindas a Él, y uno de esos actos de sumisión es el bautismo. Cuando eres sumergido en el agua existe una similitud con Cristo al “ser sepultado” a la antigua manera de vivir. Cuando sales del agua, representa su resurrección, es decir, ¡nacer nuevamente pero ahora, para Dios!1 Pedro 3:21El agua del diluvio simboliza el bautismo que ahora los salva a ustedes —no por quitarles la suciedad del cuerpo, sino porque responden a Dios con una conciencia limpia— y es eficaz por la resurrección de Jesucristo.
Oración:
Padre, te doy gracias por cada persona que lee este devocional. Señor, si te han aceptado en su corazón y aún no se han bautizado, habla a sus corazones y muéstrales la importancia de este paso de fe. Padre, ¡que sepan que bautizarse es un paso de obediencia a ti! ¡que sean osados y valientes para anunciarle al mundo su decisión de seguirte! ¡que comprendan que no es un compromiso con la iglesia sino un acto de amor hacia ti! En el nombre maravilloso, inigualable y poderoso de tu Hijo, en quien tenemos salvación: Cristo Jesús, amén.
Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*