Refugio y Resguardo

Refugio y Resguardo
Iba a escribir sobre otro tema hoy. Sin embargo, Dios ha puesto fuego en mi corazón para escribir sobre su fidelidad y cuidado hacia ti.  A todas nos rodean una cantidad de preocupaciones. Cada día tenemos que lidiar con asuntos de la casa, de nuestros hijos, de nuestro esposo, el trabajo, salud, finanzas y tantas cosas más. Muchas mujeres amanecieron hoy con incertidumbre y ansiedad. Muchas de nuestras amigas están enfrentando angustia y dolor. Hoy quiero recordarte a ti que estás llorando por tus hijos y tu hogar, a ti que estás en el trabajo con tu mente llena de preocupaciones: Dios es tu refugio y tu resguardo. Sus promesas son fieles. Aunque estemos rodeadas de problemas, aunque atravesemos valles de sombra y muerte, Dios está con nosotras. Pueden caer mil a nuestro lado pero el mal no tocará nuestro espíritu. Ciertamente que en este mundo tendremos aflicciones, pero debemos confiar en que Cristo ya ha vencido al mundo y que Él camina con nosotras como un poderoso gigante. ¡Atrévete a adorar a Dios en medio de tus circunstancias! ¡No te veas como víctima de la vida sino como una hija victoriosa del Rey del Universo! El mundo es como arenas movedizas pero para los que confiamos en Cristo, Él se convierte en la roca sólida sobre la cual podemos edificar nuestra vida.
Oración:
Padre, gracias por este día que me das. Señor te encomiendo a cada mujer que lee este devocional. Tú conoces las cosas que les preocupan. ¡Oh Señor! Ayúdanos a vencer cuando venga la tentación. Ayúdanos a tener paz en medio de las tormentas. Ayúdanos a confiar en ti antes que confiar en nuestros recursos. Danos sabiduría para tomar decisiones que te honren. Padre, gracias por escogernos antes de la creación del mundo. Gracias por salvarnos y llenarnos con tu presencia. Gracias por tus fieles promesas. Te adoramos porque eres un Dios Todopodersoso. Eres Soberano y tienes el control de mi vida. En el nombre de Cristo Jesús. Amén.
Referencias Bíblicas:
  • Juan 16:33 Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.
  • Jeremías 20:11 No obstante, el Señor está a mi lado como un gran guerrero; ante él mis perseguidores caerán. No pueden derrotarme. Fracasarán y serán totalmente humillados; nunca se olvidará su deshonra.
  • Salmo 27:1 El Señor es mi luz y mi salvación, entonces ¿por qué habría de temer? El Señor es mi fortaleza y me protege del peligro, entonces ¿por qué habría de temblar?
  • Salmo 91:7-9 Aunque caigan mil a tu lado, aunque mueran diez mil a tu alrededor, esos males no te tocarán. Simplemente abre tus ojos y mira cómo los perversos reciben su merecido. Si haces al Señor tu refugio y al Altísimo tu resguardo.
  • Romanos 8:31 ¿Qué podemos decir acerca de cosas tan maravillosas como estas? Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién podrá ponerse en nuestra contra?
  • Salmo 46:1 Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad.
  • Salmo 23:4 Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan.
Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*