Enojo Constante

Enojo Constante
Eclesiastés 7:9
Controla tu carácter, porque el enojo es el distintivo de los necios.
Reflexión:
¿Qué caracteriza a una persona necia?  Su enojo constante. Sus ataques constantes. Nunca sabes cuando algo le ha ofendido. Claro, enojarse es apenas normal, pero enojarse constantemente sólo demuestran un carácter deficiente de sabiduría y control propio. Contar hasta 10 ayuda, pero no es suficiente. Sólo un corazón transformado por el Señor podrá experimentar dominio propio, templanza y paz en medio de las frustraciones de la vida. Cuando estemos bajo presión y el enojo quiera dominarnos solo tendremos dos opciones: dejarnos llevar por nuestras emociones o someterlas a la obediencia a Cristo. 
 
Oración:
Padre mío, perdóname por mis episodios de ofensa, enojo y rencor. He pecado contra otros pero sobre todo, he pecado contra ti. ¡Oh Dios! Lléname con tu Espíritu Santo para poder desarrollar control propio, paciencia y gentileza. Que aún en medio de la frustración pueda tener claridad de pensamiento para tomarme un tiempo, responder con calma y no darle lugar al diablo. Señor, quiero que el distintivo, el sello de mi vida sea tu presencia. Dame de tu gracia para entregarte mis emociones cada día. Que mi presencia, mis palabras y mis reacciones sean de bendición para quienes me rodean. En el nombre de Cristo Jesús. Amén.
Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*