¿Escucha Dios todas las oraciones?

¿Escucha Dios todas las oraciones?
Dios es absolutamente soberano, por eso puede escoger responder a cualquier oración que a Él le plazca. Sin embargo, la Biblia es clara al mostrarnos que Dios no escucha ni responde todas las oraciones. ¿Bendecirá Dios a alguien solo porque se lo pide? ¿Bendecirá Dios el pecado? ¿Bendecirá Dios la desobediencia? ¡Claro que no! Así como los padres no conceden todos los deseos de sus hijos solo porque se lo piden, nuestro Padre Celestial no concede “deseos” como el genio en la lámpara. Más bien, su anhelo es primero transformar nuestro corazón a Su imagen —entonces nuestras oraciones se sincronizarán con Su voluntad y no la nuestra.
Estos son tan solo algunos versículos que encontré sobre el tema:
Proverbios 1:28-31 Entonces, cuando clamen por ayuda, no les responderé. Aunque me busquen con ansiedad, no me encontrarán. Pues odiaron el conocimiento y decidieron no temer al Señor. Rechazaron mi consejo y no prestaron atención cuando los corregía. Por lo tanto, tendrán que comer el fruto amargo de vivir a su manera y se ahogarán con sus propias intrigas.
Juan 9:31 Sabemos que Dios no escucha a los pecadores pero está dispuesto a escuchar a los que lo adoran y hacen su voluntad.
Isaías 59:2 Son sus pecados los que los han separado de Dios. A causa de esos pecados, él se alejó y ya no los escuchará.
Santiago 4:3 Aun cuando se lo piden, tampoco lo reciben porque lo piden con malas intenciones: desean solamente lo que les dará placer.
Proverbios 28:9 Dios detesta la oración del que no hace caso de su ley.
En resumen: Más que las palabras de nuestra oración, Dios responde de acuerdo a la condición de nuestro corazón.
Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*