31 Días de Oración por Mi Esposo

31 Días de Oración por Mi Esposo

Día 1:
Señor, te pido que mi esposo crezca espiritualmente y considere su responsabilidad ante Tí. Ruego que guarde su corazón mediante el desarrollo de disciplinas espirituales – lectura y estudio, oración, meditación de la Biblia, la memorización de las escrituras, etc. Amén. Leer: 2 Pedro 3:18 y Proverbios 4:23
Día 2:
Señor, oro por que la relación de mi esposo contigo y tu Palabra produzca fruto en su vida. Te pido que se convierta en un hombre de sabiduría y entendimiento, temeroso del Señor. Proverbios 3:7; 9:10; Salmos 112:1
Día 3:
Oro por que mi esposo sea humilde y rápido en aceptar su pecado. Te pido que su corazón sea sensible a tu voz, oh Señor.
Leer: Salmos 51:2-4 y Miqueas 6:8
Día 4:
Querido Dios, te pido que mi esposo crezca en sus habilidades de liderazgo en nuestra relación – protegiéndonos y proveyendo para nosotros. Ruego que nos conduzca sabiamente y nos ame sacrificadamente, de manera que Dios sea glorificado en nuestro matrimonio. Leer: Efesios 5:25-29 y Colosenses 3:19
Día 5:
Señor, te pido que mi esposo sea fiel a sus votos matrimoniales. Que tenga el deseo de cultivar una relación más fuerte conmigo como signo de su lealtad y compromiso, y como imagen del amor de Cristo por su Iglesia. Leer: Proverbios 20:6 y Génesis 2:24
Día 6:
Padre celestial, te pido que mi esposo ame la justicia y odie la maldad, especialmente los males de la cultura. Oro porque reconozca y evite la maldad en su propia vida y si es necesario, adopte una postura clara y firme contra el mal. Leer: Proverbios 27:12, Juan 17:15 y 1 Corintios 10:12-13
Día 7:
Oro por que mi esposo guarde su corazón de relaciones inapropiadas con el sexo opuesto. Señor, permite que su corazón sea puro y sin divisiones en su compromiso hacia mí. Leer: Proverbios 6:23-24, 26 y Romanos 13:14
Día 8:
Señor, te pido que mi esposo trabaje duro para proveer para nuestra familia, al máximo de sus habilidades. Que las características de su personalidad que sean necesarias para una carrera y ministerio exitoso sean una parte creciente de su carácter – persistencia, decisión, fuerza, mente analítica, habilidades organizacionales, relaciones positivas con la gente, determinación, etc. Leer: Romanos 12:11 y 1 Corintios 15:58
Día 9:
Señor, oro porque mi esposo maneje nuestras finanzas sabiamente, tenga discernimiento para elaborar presupuestos e inversiones y sea un buen mayordomo de su dinero al momento de dar para la Obra de Dios. Oro porque el dinero no se convierta en un motivo de discordia en nuestra familia. Leer: Proverbios 23:4-5, Romanos 12:13 y Hebreos 13:5
Día 10:
Señor, oro porque mi esposo cultive una fuerte integridad, y no comprometa sus convicciones. Pido que su testimonio sea genuino, que sea honesto en sus relaciones de negocios, y que jamás haga algo que tenga que esconder de otros. Leer: Proverbios 20:7, 1 Timoteo1:5,3:7 y Efesios.6:10-12
Día 11:
Señor, te pido que mi esposo tenga un espíritu humilde, que quiera ser enseñado y un corazón de servicio ante ti oro que te escuche y desee hacer tu voluntad. Leer: Proverbios 15:33 y Efesios 6:6
Día 12:
Pido que mi esposo ceda el control de su impulso sexual al Señor y practique el auto-control. Pido que nuestra intimidad sexual sea fresca, positiva y un reflejo del amor desinteresado. Leer: Proverbios 5:15, 18:1, Cantar de los Cantares 7:10 y 1 Corintios 7:3
Día 13:
Señor, te pido que mi esposo use habilidades prácticas para construir nuestra familia y tome decisiones sabias para nuestro bienestar. Oro porque no sea egoísta en su servicio. Leer: Gálatas 5:13 y Filipenses 2:3-4
Día 14:
Señor, te pido que mi esposo hable palabras que edifiquen a nuestra familia y reflejen un corazón de amor. Pido que no use lenguaje soez. Leer: Proverbios 18:21y Efesios 4:29
Día 15:
Señor, oro porque mi esposo escoja a sus amigos sabiamente. Te pido que lleves a él hombres que animen su responsabilidad ante Tí, y no lo guíen al pecado. Leer: Proverbios 13:20 y Proverbios 27:17
Día 16:
Oro porque mi esposo tome decisiones saludables, que honren a Dios. Señor, te pido que no se entregue a ningún hábito o pasatiempo cuestionable, sino que experimente la santidad mientras cede el control a tu Santo Espíritu. Leer: 1 Corintios 6:12, 10:31 y 2 Timoteo 2:4
Día 17:
Señor, oro porque mi esposo disfrute su masculinidad mientras delínea su vida en tí y sea un hombre fuerte en la fe. Oro por su fortaleza física, emocional, mental, social y espiritual. Leer: Efesios 3:16, 1 Pedro 2:21 y 1 Corintios 10:11
Día 18:
Señor, te pido que mi esposo tenga una perspectiva eterna -viviendo a la luz de la eternidad. Oro, Padre, que rechace el materialismo y los valores temporales y ponga a Dios en primer lugar en su vida. Leer: Mateo 6:33, Deuteronomio 6:5, Efesios 5:16 y Salmos 90:12
Día 19:
Padre Celestial, oro por que mi esposo sea paciente y un hombre de paz. Que no ceda a la ira, sino que permita al Espíritu Santo estar en control de sus respuestas. Leer: Romanos 14:19 y Salmos 34:14
Día 20:
Dios te pido que mi esposo entregue su mente y pensamientos a ti. Que no se entretenga en pensamientos inmorales o impuros, y que resista la tentación de la pornografía. Leer: Proverbios 27:12 y 2 Corintios 10:5
Día 21:
Señor, que mi esposo aprenda a relajarse en ti y que en tiempos de gran estrés, encuentre gozo y paz en su relación Contigo. Oro que someta sus horarios y finanzas a ti. Leer: Nehemías 8:10, Proverbios 17:22 y Salmos 16:11
Día 22:
Señor, te pido que mi esposo practique el perdón en nuestra relación y con otros. Que reconozca cualquier raíz de amargura y deseche cualquier resentimiento y rencor hacia Dios. Leer: Efesios 4:32 y Hebreos 12:15
Día 23:
Oro por que mi esposo sea un buen padre -discipline a sus hijos sabiamente y los ame incondicionalmente. (Si no es padre, ora por esto. . . que encuentre un joven a quien guiar en tus caminos Señor). Leer: Efesios 6:4, Colosenses 3:21 y 2 Timoteo 2:1-2
Día 24:
Pido que mi esposo tenga una vida balanceada -que pueda balancear el trabajo y el descanso. Oro por que sea temeroso de Dios, y también gane el favor de las personas que conoce en el trabajo y la iglesia. Leer: Lucas 2:52 y Proverbios 13:15
Día 25:
Señor, que mi esposo sea valiente en su postura contra el mal y la injusticia. Que se mantenga en la verdad. Oro por que con sus oraciones nos defienda a mí y a nuestros hijos.  Leer: Salmo 31: 24, Efesios 6:13 y Salmo 27: 14
Día 26:
Señor, oro por que mi esposo descubra y viva tu propósito para su vida. Que te ofrezca todos sus sueños y persiga solamente aquellas metas que traigan gloria a tu nombre y cuenten para la eternidad. Leer: Jeremías 29:11 y 1 Corintios 10:31
Día 27:
Oro por que mi esposo entienda la importancia de cuidar su cuerpo -el templo del Espíritu Santo- para la gloria de Dios. Pido que practique el autocontrol mediante sabias decisiones alimenticias y ejercitarse para mantenerse sano. Leer: Romanos 12:1-2 y 1 Corintios 6:19-20; 9:27
Día 28:
Oro por que mi esposo sea un hombre de oración. Señor, que él te siga y te busque en tiempos silenciosos intencionales. Leer: 1 Tesalonicenses 5:17, Lucas 22:46 y Santiago 5:16
Día 29:
Señor, te pido que mi esposo te entregue sus tiempos y talentos. Querido Jesús, que sus dones espirituales se manifiesten en su carrera, en la iglesia y en nuestro hogar. Leer: Efesios 5:15-16 y 1 Corintios 12:4, 7
Día 30:
Dios, oro por que mi esposo te sirva a ti y a otros con motivos puros. Que él te obedezca de corazón y te glorifique en todo. Leer: 1 Corintios 10:13, Juan 7:17-18 y Colosenses 3:23-24
Día 31:
Señor, te pido que mi esposo reconozca las mentiras del enemigo en su vida. Que sus actitudes y acciones sean guiadas por la verdad mientras el trae sus pensamientos en cautividad a la Palabra de Dios.Leer: Juan 8:44 y 2 Corintios 10:4-5
Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!