Día #12 Disponte a hacer un cambio

Día #12 Disponte a hacer un cambio

Día #12
Disponte a hacer un cambio
Lectura
Así que cambia la actitud de tu corazón y deja de ser terco. Pues el Señor tu Dios es Dios de dioses y Señor de señores. Él es el gran Dios, poderoso e imponente, que no muestra parcialidad y no acepta sobornos.
Deuteronomio 10: 16-17

Reflexión:
A veces culpamos a otras personas o a otras cosas de problemas que nosotros mismos hemos creado. No entendemos que nuestra negativa a cambiar causa el mismo problema una y otra vez. Con frecuencia, las personas se vuelven inflexibles en sus caminos y se niegan a cambiar aunque estén en problemas. Pero si estás dispuesto a cambiar, si realizas ajustes y entregas tu “yo” al Señor, verás que aunque el proceso es doloroso, será tu mejor elección.
Reconoce la verdadera fuente del problema. Si eres tú mismo, haz un cambio. Si es otra persona, no permitas que te robe tu gozo. No renuncies a tu poder. Mantén tu tapa cerrada. Cuando alguien intente descargar basura sobre ti, tan solo sonríe, saluda a esa persona y sigue adelante. Si aprendes este principio de no renunciar a tu poder y te enfocas en desarrollar tu carácter, disfrutarás mucho más de la vida que Dios tiene para ti. Si haz de abandonarte a alguien, que sea en los brazos del Señor.

 
Oración:
Padre, vengo delante de ti con un corazón abierto y humilde. Examíname y conóceme. Remueve cualquier cosa que no te agrade. Muéstrame en qué áreas de mi vida estoy actuando neciamente. Perdóname por haber sido orgullosa y no admitir que SI hay cosas en las que debo cambiar. Sola no puedo cambiarme a mí misma, así que necesito la ayuda de tu Espíritu Santo para ser transformada en la mujer que me has creado para ser. Sólo con tu ayuda podré hacer cambios duraderos y significativos. Oro en el nombre de Cristo Jesús. Amén.
Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*