Quiero controlar todo

Quiero controlar todo

¡Qué bárbaro! Estas últimas semanas han sido súper inconsistentes en mi horario. Me siento como pez fuera del agua. La verdad es que preferiría tener control de todo lo que pasa en mi vida, de los horarios de trabajo y actividades e incluso ¡control sobre la gente que me rodea! Y aunque creo que el orden y la disciplina son fundamentales para nuestro bienestar, también creo que es irrealista tratar de controlar todo. Tengo que aprender a descansar en Dios. Sigo aprendiendo a dejar ir y a permitir que Dios intervenga en mi caos y traiga su luz. Muchas veces esa luz me lleva a tomar un descanso. Su luz de sabiduría me motiva a cuidarme, a visitar al médico, a comer mejor pero también en muchas ocasiones su luz me ayuda a depender totalmente en Él y no en mis propios recursos.

A la final, puedo tratar de controlar mi salud, pero si Dios no está conmigo, mi vida es como neblina.
Puedo tratar de controlar mis finanzas pero si Dios no me bendice, entonces no tengo nada.
Puedo tratar de controlar a mis hijos, pero si no es Dios quien conquista su corazón, terminaré perdiéndolos.
Puedo tratar de controlar a mi esposo, pero si Dios no es el centro de nuestro matrimonio, viviremos en pleitos constantes.
Puedo tratar de controlar todo en mi trabajo, pero si Dios no me da su bendición, me sentiré agotada y frustrada.

Al final debemos poner nuestra absoluta confianza en el Señor, hacer nuestra parte pero siempre recordando que es mejor que Él tenga el control.

Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*