Todos necesitamos ser perdonados.

Todos necesitamos ser perdonados.

Salmo 51:1-2
Ten misericordia de mí, oh Dios, debido a tu amor inagotable; a causa de tu gran compasión, borra la mancha de mis pecados.
Lávame de la culpa hasta que quede limpio
y purifícame de mis pecados.

Señor, gracias porque tu bondad se renueva con cada amanecer. Gracias porque has tenido misericordia de mí. Gracias porque con tu Palabra alumbras mi camino. Hoy quiero reconocer delante de tí mis pecados y mis fallas. Muchos errores los cometí por ignorancia pero muchos otros por necedad. En muchas ocasiones mi corazón y mis emociones han preferido lo malo. Te pido que con tu amor, borres mis pecados y sobre todo, que me limpies de la culpa. Sé que todo tiene sus consecuencias y eso no lo puedo cambiar pero te pido que restaures mi espíritu, que me ayudes a serte fiel cada día y purifiques mis intenciones. Ayúdame a honrarte y obedecerte con mis pensamientos, con mis palabras y actitudes. Ayúdame a reconocer cuando me equivoque y extender la misma gracia cuando otros se equivoquen y me hagan mal. Renuévame y cambia mi corazón cada día. Oro en el nombre de Aquel que con su muerte me dio vida: Cristo Jesús. Amén.

Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*