Dulce como la miel

Dulce como la miel

Las palabras amables son como la miel: dulces al alma y saludables para el cuerpo.

~ Proverbios 16:24

Padre, gracias por el regalo de las palabras. Es un don maravilloso el poder expresar lo que siento a quienes me rodean. Sin embargo, te pido perdón por todas las veces en las que he usado mi boca y mis palabras neciamente. Perdóname por hablar a la ligera, por hablar enojada y por hablar de más. Te pido que llenes mi corazón con tu presencia para que de él nazcan palabras amables hacia quienes me rodean. Enséñame a decir la verdad en amor, que de mi corazón broten palabras amables que edifican y no que destruyen. Ayúdame a ser firme pero amable, a enseñar sin griterío y a convivir en paz. Quiero que cuando yo hable la gente te escuche a ti y que así, poco a poco, palabra a palabra, pueda entregarte el control de mis emociones, de mis días y de mi vida entera.
Oro en el dulce nombre de aquel que tiene el poder para transformar mis amargas palabras en palabras dulces como la miel.
Amén.

Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*