Control Propio

Control Propio

Una persona sin control propio es como una ciudad con las murallas destruidas.
~ Proverbios 25:28
Señor, gracias por el regalo de las emociones, pero también gracias por el regalo del dominio propio. Reconozco que muchas veces me dejo llevar por mis sentimientos y luego me arrepiento de cosas que hice o dije mientras estaba fuera de control. Tu palabra dice que si no uso mi control propio soy como una ciudad con murallas destruidas. Para mí, eso significa que cuando dejo que mis emociones me controlen, soy vulnerable a otros males. Te pido que me ayudes a ejercitar el dominio propio. Se que requerirá esfuerzo pero con tu ayuda puedo hacerlo. Ruego que estés conmigo en mis alegrías y en mis momentos más tensos del día. Te pido que tu presencia sea mi muralla protectora y que con mi actitud de obediencia pueda fortalecer esas murallas que tú has colocado alrededor de mi vida para protegerme a mí y a aquellos con quienes vivo. Pido que mis palabras sean de bendición y de protección a otros también. Ayúdame a discernir cuando debo surfear una ola de emociones o cuando debo descansar en que tú me llevas de tu mano. Entrego mi día a tu dulce cuidado, en el nombre de Cristo Jesús, Amén.

 

Diana Hepsiba Montiel
Diana Montiel es parte del equipo pastoral de River Oaks En Español. Esposa y madre dedicada a compartir las buenas nuevas para las familias latinas. A través de programas radiales, clases para mujeres y consejería individual y de familia, desea compartir el mensaje del Dios que la amó cuando ella menos lo merecía, menos lo esperaba y más lo necesitaba. ¡Con Dios se vive mejor!

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*